Wols, su enigmático universo en Madrid

El Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía presenta la creación de Wols (Alfred Otto Wolgang Schulze), una de las figuras más singulares del arte del siglo XX, cuya creación ha sido injustamente postergada a un segundo plano por otros nombre más conocidos por el gran público.

La pinacoteca madrileña ha presentado una exposición muy especial, de esas imprescindibles que nos trae la obra de un gran desconocido para el gran público, el artista alemán Wols (1913-1951), pero cuya contribución al imaginario artístico durante el duro período de la posguerra mundial fue magnífico. Rodeado por una aura de artista maldito, con la exposición Wols: el cosmos y la calle, el Reina Sofía ofrece un recorrido a través de noventa de sus obras que reflejan la exquisitez y perfección de un trabajo con sello propio.

Wols

Sin título, también conocida com It’s All Over y The City, 1946-1947, Wols. Cortesía: Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía.

Visitar esta muestra supone estar ante un acontecimiento único ya que, además de fusionar la producción de Wols con la propia de la colección de Reina Sofía, se ha estructurado en torno a sus dos principales vías de trabajo: los dibujos, grabados, acuarelas y óleos abstractos y sus trabajos fotográficos. Así, El Cosmo hace referencia a sus intensos trabajos pictóricos que trasmiten la visión de la energía universal expresada a través de fluidos trazos de formas biológicas y orgánicas; La calle, por su parte, aval de lo terrenal, de los detalles prácticos de la existencia humana que Wols tan bien expresó a través de sus fotografías.

Wols

Muñeca pepona sobre los adoquines, 1938-1939, Wols. Cortesía: Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía.

La fotografía para Wols era ante todo un proceso de experimentación formal, siempre vinculado a su trabajo como pintor. Sus fotografías son las de la pobreza, unas instantáneas realizadas con los materiales de peor calidad y que surgen de la miseria y el caos. Un trabajo que, al igual que sus pinturas y dibujos, finaliza en la destrucción y laceración de las cosas y las personas. A través de su obra pictórica, el artista creó formas totalmente novedosas. Su creación representa la evolución del surrealismo parisino de la década de los 30 hacia el existencialismo de posguerra, el art brut, el informalismo y artistas como Dubuffet, Giacometti, Fautrier, Tinguely o Takis.

Wols

Rodaja de hígado-violonchelo, ca. 1944, Wols. Cortesía: Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía.

El recorrido planteado por el museo permite al visitante que entre en contacto con la creación terrenal, biológica y visceral de Wols, que pone de manifiesto su deseo de encontrar un nuevo lenguaje visual capaz de abarcar espacio y tiempo. Una exposición poética que, como afirma el comisario de la exposición, Guy Brett, “En la creación de este espacio incierto radica la perspicacia y el ingenio de la obra de Wols”.

Wols: El cosmo y la calle se puede visitar en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía (Edificio Sabatini) hasta el 26 de mayo.

, ,

No hay comentarios todavía.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies