Museo Thyssen: Gauguin y el viaje a lo exótico

Del 9 de octubre al 13 de enero de 2013 el Museo Thyssen-Bornemisza presenta una de las grandes exposiciones de la temporada Gauguin y el viaje a lo exótico, un fascinante recorrido que comienza con las experimentaciones artísticas de Paul Gauguin en los Mares del Sur y continúa con las exploraciones de artistas posteriores como Emil Nolde, Henri Matisse, Wassily Kandinsky, Paul Klee o August Macke. Grandes entre los grandes reunidos en Madrid en esta magnífica exposición que tiene por objetivo dar a conocer la impronta de Gauguin en los movimientos artísticos de las primeras décadas del siglo XX.

Paul Gauguin

Dos mujeres tahitianas, 1899, Paul Gauguin. Foto: Cortesía Thyssen-Bornemisza.

Comisariada por Paloma Alarcó, jefe de Conservación de Pintura Moderna del Museo Thyssen-Bornemisza, la exposición reúne 111 obras cedidas por museos y colecciones de todo el mundo, que se enmarcan en el contexto del debate en torno al primitivismo en el arte moderno. El interés de los artistas por viajar a tierras lejanas surgió a finales del siglo XVIII fruto de la pasión romántica por la aventura y de la curiosidad científica. El viaje artístico al norte de África se convirtió en una necesidad para estimular la creatividad, y si hay un artista que mejor personifica este hecho es el gran Paul Gauguin.

Paul Gauguin

Muchacha con abanico, 1902, Paul Gauguin. Foto: Cortesía Museo Thyseen-Bornemisza.

Henri Manguin

Las estampas, 1905, Henri Manguin. Foto: Cortesía Museo Thyssen-Bornemisza.

La exposición aborda tres cuestiones que se van interrelacionando a lo largo de su itinerario, dividido en ocho capítulos. La primera es la figura de Gauguin, cuyas pinturas icónicas, creadas a través del filtro de la Polinesia, no sólo se han convertido en las imágenes más seductoras del arte moderno, sino que ejercieron una poderosa influencia en los movimientos artísticos de las primeras décadas del siglo XX, como el fauvismo francés y el expresionismo alemán.

Franz Marc

El sueño, 1912, Franz Marc. Foto: Cortesía Thyssen-Bornemisza.

La segunda trata del viaje como escape de la civilización, que sirvió de impulso renovador a la vanguardia, y el viaje como salto atrás a los orígenes. Y la tercera, y última, hace referencia a la concepción moderna de lo exótico y sus vinculaciones con la etnografía.

Paul Gauguin

Parahi te marae (Ahí está el templo), 1892, Paul Gauguin. Foto: Cortesía Museo Thyssen-Bornemisza.

Emil Nolde

Noche de luna, 1914, Emil Nolde. Foto: Cortesía Museo Thyssen-Bornemisza.

Obras tan bellas como Parau api (¿Qué hay de nuevo?) de Gauguin, El Sueño de Franz Marc, Valle de Sasso, efecto de sol de Claude Monet, Dos desnudos femeninos en un paisaje de Otto Müller, Noche de luna de Emil Nolde, Cuatro esculturas de madera de Kirchner o Túne, la bahía de Kandinsky forman parte de un recorrido apasionante por una época fundamental de la historia del arte.

La exposición se inaugura coincidiendo con la celebración del veinte aniversario de la apertura del Museo Thyssen-Bornemisza.

, , , , , , ,

No hay comentarios todavía.

Deja una respuesta

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies