Las esculturas de Juan Muñoz en perfecta comunicación con el bello espacio del Museo Patio Herreriano

Ver el trabajo de Juan Muñoz siempre es un placer, pero cuando sus esculturas juegan con un espacio tan bello como el del Museo Patio Herreriano, la experiencia es única y la emoción enorme. La mejor forma de rendirle homenaje cuando se cumplen veintes años que nos dejó.

Juan Muñoz

Bajo el título Tres imágenes o cuatro, el Museo Patio Herreriano de Valladolid rinde homenaje a uno de los escultores imprescindibles del arte contemporáneo, Juan Muñoz. A pesar de su pronta y súbita pérdida, su legado artístico sigue resonando con fuerza. La exposición reúne una serie de obras cedidas por instituciones públicas y colecciones privadas, con el objetivo de ofrecer una visión de las inquietudes centrales del trabajo de Muñoz, en el marco de la singular y bella arquitectura del museo.

Juan MuñozLa creación de Juan Muñoz traza una honda reflexión en torno al espacio, siempre con la presencia de la figura humana como centro, pero sujeta a un desplazamiento consciente del punto de fuga. Y es que, el artista madrileño heredó ese interés de la tradición barroca. El trabajo de Muñoz supuso una recuperación de la figura humana en el ámbito de la escultura. Pero sus esculturas están al ras del suelo, a la altura del espectador, en una aparente relación de igualdad, gracias a la teatralidad y narratividad que envuelve su trabajo. De hecho, el visitante se siente invitado a participar en las escenas creadas por Juan Muñoz; a imaginar y curiosear sobre qué es lo que está pasando realmente entre esos conjuntos de figuras o individuos solitarios.

Obras tan ejemplares de esto se pueden ver en la exposición como, Conversation Piece (Hirschhorn), que se encuentra en la Capilla de los Condes de Fuensaldaña, y que hace que el espectador se sienta, en cierta forma, como un usurpador de la intimidad de las tres figuras que conforman la obra y le haga replantearse su lugar en el espacio.

Esa capacidad de Muñoz de involucrar al espectador en su obra es fascinante. Esto lo vemos en Pieza escuchando la pared, un clásico de sus tentetiesos, realizado en bronce, que escucha no sabemos qué. Y ese no sabemos qué, nos hace acercarnos más a la escultura para ver si somos capaces de oir algo.

El recorrido se completa con obras tan importantes de su trabajo como, The Nature of Visual Illusion, Cinema Steps, Del Borrar o The Wasteland.

Tres imágenes o cuatro hace que el trabajo de Juan Muñoz reverbere con más fuerza abrazado por la arquitectura del Monasterio de San Benito del Real y su hermosa sobriedad renacentista. Una maravilla de exposición. ¡No os la perdáis!

→ La exposición se puede visitar en el Museo Patio Herreriano de Valladolid hasta el 16.01.22.

Juan Muñoz
Juan Muñoz
Juan Muñoz

, , , , , ,

No hay comentarios todavía.

Deja una respuesta

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies