Flavio Castro: Casa Acapulco, arquitectura natural

Situada en la ciudad costera de Guarajá, en Sao Paulo, Casa Acapulco es una vivienda perfectamente enraizada en su entorno, gracias a la armónica combinación de volúmenes y materiales, y a su acertada gama cromática que transmite una sensación integradora y cálida. Flavio Castro Arquitetos es el artífice de este proyecto que se originó a partir de cuatro ejes perpendiculares a la alienación de la calle, lo que estableció la ubicación de la vivienda en tres áreas muy marcadas.

Fachada frontal de Casa Acapulco. Foto: © Marcelo Scandaroli. Cortesía: Flavio Castro Arquitetos.

Fachada posterior de la vivienda. Foto: © Marcelo Scandaroli. Foto: cortesía Flavio Castro Arquitetos.

La piscina tiene una gran importancia dentro del proyecto, un elemento que promueve una arquitectura de interacción entre interior y exterior.Foto: © Marcelo Scandaroli. Cortesía: Flavio Castro Arquitetos.

La casa está formada por seis cuadrados agrupados dos a dos, sobre los que Castro realizó dos sustracciones en los extremos opuestos para dar forma estratégicamente a dos volúmenes destacados: el garaje y la zona de recreo. A lo largo del programa, el arquitecto ha querido trazar un diálogo constante de transparencia y accesibilidad; Castro ha buscado que sus propietarios se sientan inmersos en un gran volumen en el que el aire circula libremente. De ahí el dominio del cristal en la fachada y de un interior amplio y sin limitaciones espaciales, salvo por la discontinuidad que marca la escalera de acceso al segundo piso de la vivienda que esconde parte de su volumen a través de una pared verde, el color, junto con el blanco, principal de este proyecto y muy significativo.

La piscina está encajada entre la fachada posterior y el volumen supletorio. Foto: © Marcelo Scandaroli. Cortesía Flavio Castro Arquitetos.

Flavio Castro ha creado un interior amplio y sin limitaciones espaciales. Foto: © Marcelo Scandaroli. Cortesía: Flavios Castro Arquitetos.

La linealidad de la primera planta se ve interrumpida por la escalera de subida a la segunda planta. Foto: © Marcelo Scandaroli. Cortesía Flavio Castro Arquitetos.

Con estos dos entornos interiores, Castro ha conseguido una interacción social más generosa y cambiante. En este sentido, el espacio más íntimo se sitúa en la parte más alta, lo que promueve la convivencia en la planta baja y, a la vez, le permite establecer una ventilación cruzada. En la planta superior se han instalado cuatro habitaciones que se caracterizan por una marcada simetría, a las que se accede a través de un pasillo que surge como continuación de la escalera.

La cocina se integra perfectamente dentro de la zona de estar. Foto: © Marcelo Scandaroli. Cortesía Flavio Castro Arquitetos.

Vista en detalle de la escalera de subida, sencilla, pero embellecida por el pequeño lago zen. Foto: © Marcelo Scandaroli. Cortesía Flavio Castro Arquitetos.

En la segunda planta se han ubicado los dormitorios, que se comunican a través de un pasillo que surge como prolongación de la escalera. Foto: © Marcelo Scandaroli. Cortesía Flavio Castro Arquitetos.

Y en este proyecto, Flavio Castro vuelve a mostrar su interés arquitectónico por romper fronteras entre interior y exterior, reflejado, de una forma muy poética y atractiva, a través de la integración de la piscina en la casa, llevando el azul de agua y sus reflejos a la convivencia de los propietarios. Arquitectura que se fusiona con el entorno para conseguir un total entendimiento.

, , , ,

No hay comentarios todavía.

Deja una respuesta

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies