Piero Lissoni: “A veces me apetecería escapar de mi trayectoria”

El Showroom Ibermaison en Madrid, todo un referente en tendencias, ha vuelto a organizar un gran evento para el diseño. En esta ocasión con “Total Lissoni”, Ibermaison ha traído a España a uno de los grandes iconos del diseño italiano: Piero Lissoni. De la mano de dos importantes firmas de diseño italiano, Porro y Living Divani, de las que Lissoni es el director artístico, se ha puesto el acento en el estilo de este diseñador y arquitecto, cuya estética equilibrada y esencial es el resultado de una perfecta armonía entre innovación, contenido y tecnología, con una gran atención a los pequeños detalles que hacen únicos a sus diseños. Punta Fina ha mantenido una conversación con este diseñador inquieto, cuyas reflexiones y pensamientos surgen a un ritmo vertiginoso.

Punta Fina: Cerca de treinta años de trayectoria profesional y muchos reconocimientos en todo este tiempo, ¿cuáles son las claves del éxito de su lenguaje creativo?

Piero Lissoni: Creo que simplemente he sido un afortunado, pero lo que es verdad es que a lo largo de todos estos años he plasmado a través de mi trabajo mi propia vida, mi pasión por el trabajo, una pasión con muchas cualidades y mucha coherencia, y eso es muy importante.

P.F.: ¿En qué momento siente que se encuentra de su carrera?

P.L.: A veces me apetecería escapar de mi trayectoria… Cuando pensé que iba a ser arquitecto y diseñador no pensé en llevar una vida libre, si no en trabajar y siempre seguir adelante. Ahora mismo me apetecer seguir haciendo lo que hago.

En la imagen uno de los escenarios de Ibermaison con diseños de Piero Lissoni. Foto: C.V.

P.F.: ¿Cómo se enfrenta a la hoja en blanco de un nuevo proyecto?

P.L.: Un proyecto siempre implica a mucha gente, no nace sólo en mí, si no que nace dentro de una conversación, y esa conversación pudo sucederse hace un año y, poco a poco, va tomando forma y misteriosamente surge ese proyecto.

P.F.: Aunque arquitecto de profesión, el diseño ocupa un lugar importantísimo en su carrera, ¿cómo es la relación entre diseñador y arquitecto en su trabajo diario?

P.L.: Yo soy milanés y el hecho de ser milanés implicaba que tenía que ser arquitecto, pero el hecho de ser arquitecto también implicaba que tenía que se capaz de diseñar, de hacer gráfica, urbanismo… Mi escuela era humanista, en este sentido crezco profesionalmente con esta característica de fusión de disciplinas.

Sidewall, un diseño de Piero Lissoni para Porro. Foto: cortesía Porro.

P.F.: He leído que le interesan y gustan las pequeñas arquitecturas, ¿en lo pequeño muchas veces está la grandeza?

P.L.: Pienso que la arquitectura necesita estar en armonía con la escala humana. Lo que ocurre es que se han cambiado completamente las dimensiones en la arquitectura. Hay arquitectos a los que sólo les interesa construir un edificio muy alto, enormemente grande, muy importante, muy visible, ¿por qué? Leí una entrevista muy interesante a Frank Gehry, justo después de ganar el concurso para construir el Guggenheim en Bilbao, y explicaba que cuando empezó a diseñar el edificio lo que pensaba era que el edificio se encastrase en el monte, se fusionase con su entorno, y todo el edificio está esculpido para transmitir esa sensación. Y eso es extraordinario porque ha determinado la parte humana de la construcción. Lo que te hace pensar que es muy difícil diseñar un edificio pequeño es justo conseguir esa armonía con la escala humana, por eso yo prefiero un edificio pequeño. Pero también lo importante es que la arquitectura respete cada país; si se diseña un edificio para Tokio que respete su cultura, si es para Venecia, lo mismo.

P.F.: Ha diseñado toda clase de piezas de mobiliario, ¿cuál de ellas le inspira más a la hora de diseñar?

P.L.: Es totalmente indiferente para mí. A mi me gusta diseñar todo, no pongo límites. Hay cosas que me van mejor, otras menos, pero en un grado que no tiene importancia.

Silla Chemise, diseñada por Lissoni para Living Divani. Foto: cortesía Living Divani.

P.F.: Elementos básicos de un buen diseño…

P.L.: El único elemento importante es la historia. Yo cuando diseño un producto, independientemente de lo que se trate, ya sea una cocina, un mueble, una cafetera, lo importante es que en ese momento sea la mayor cosa posible para mí.. Actualmente, para que un diseño se convierta en algo grande necesita un ingrediente importante que es la continuidad en el tiempo, pero eso no es algo que pueda decidir yo, lo decide el propio elemento en su entorno.

P.F.:  ¿Qué lugar ocupa en su creación el trabajo con materiales y procesos de construcción sostenibles?

P.L.: Yo creo que es un falso problema. El problema es que el ser humano no está construyendo con inteligencia en los últimos treinta años, simplemente se ha dedicado a construir partiendo del ego financiero, económico, el ego del proyecto… La sostenibilidad siempre ha estado en la arquitectura. Yo siempre construyo proyectos pequeños usando el menor número de materiales. Si yo construyo un edificio donde había un prado, ¿dónde está la ecosostenibilidad? Se habla mucho de ecosostenibilidad, pero lo realmente ecosostenible es que un edificio de hace treinta años se pueda recuperar, reconstruir, se puedan aprovechar sus materiales, reciclarlos y volver a usar.. esto es la sostenibilidad.

, , , , , , ,

No hay comentarios todavía.

Deja una respuesta

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies