Ensalada de espinacas con shiitake, brócoli y calabaza a la cúrcuma

Ya tenemos el verano encima y dentro de mis propuestas de ensaladas hoy os quiero hablar de una de mis preferidas. Se trata de una ensalada de espinacas con shiitake, brócoli y calabaza aderezada con una exquisita salsa de cúrcuma. Una opción nutritiva y súper saludable, ideal para enriquecer fácilmente la dieta este verano.

El verano es la estación del año en la que más solemos descuidar nuestra alimentación. El cambio de ritmo, el calor, las vacaciones, los días más largos, las ganas de estar más tiempo en la calle…, suelen llevar a despreocuparnos más de lo que comemos. 

La receta que os propongo es una opción excelente para justo evitar esto, sin complicarnos en la cocina. Se trata de una nutritiva ensalada de espinacas con shiitake, brócoli y calabaza que complemento con una antioxidante aliño de cúrcuma que la hace irresistible.

Los ingredientes clave de esta receta.
  • Espinacas: excelente fuente de vitaminas, minerales, pigmentos y fitonutrientes. Es rica en magnesio, hierro, calcio, potasio y zinc, y muy valorada por su contenido en betacarotenos y luteína, que la convierte en una gran aliada de la vista.  Además, su aporte de vitamina K es significativo, ayudando a la retención del calcio en la matriz ósea.
  • Shiitake: es un alimento medicamento por excelencia. Las setas shiitake (Lentinus edodes) son muy apreciadas gracias a un componente llamado lentinano. Se trata de un polisacárido que refuerza las defensas del organismo contra virus y células cancerígenas. Ensalada de espinacas
  • Brócoli: es una de las verduras más nutritivas y otro alimento medicamento importante para incluir de forma habitual en la dieta. Rico en compuestos azufrados como el sulforafano, evita que las células precancerosas se desarrollen. Sin casi calorías, es rico en vitaminas C, A, ácido fólico, B1, B2 y B6, y en minerales: calcio, potasio, fósforo y hierro. 
  • Calabaza: es excepcional. Muy rica en betacarotenos y provitamina A, proporciona licopeno, un pigmento antioxidante y anticancerígeno. Además, es rica en vitamina C y E, lo que potencia su poder antioxidante. Entre sus minerales destacan el zinc, el magnesio, el potasio, el hierro y el fósforo.
  • Cúrcuma: personalmente soy fan de esta especia de maravilloso intenso color dorado. Potente antioxidante con una acción antiinflamatoria y anticancerígena sobre le organismo, sus grandes virtudes se deben al compuesto fenólico que contiene el rizoma de la planta: la curcumina.  
  • Sésamo negro: muy rico en proteínas vegetales (con mayor proporción que el sésamo blanco), esta poderosa semilla es una fuente excelente de calcio y de fibra. Es rica en vitaminas del grupo B, A, K, D y E. Junto a su riqueza en calcio, hay que destacar su aporte de zinc y potasio al organismo. Opción 100% recomendable, si todavía no las has probado. 
♥ Preparando la ensalada

→ Los ingrediente que vas a necesitar:

  • Espinacas (yo para esta receta he utilizado la variedad baby).
  • Calabaza.
  • Brócoli.
  • Setas shiitake (yo prefiero siempre que puedo comprarlas frescas. Habitualmente las encuentro ecológicas en diferentes tiendas bio de Madrid).
  • Ajo.

→  Para el aliño:

  • Cúrcuma en polvo (a mi me gusta mucho la de Salud Viva).
  • Pimienta negra molida.
  • Aceite de oliva de primera presión en frío.
  • Una cucharada de orégano.
  • Una cucharada de sésamo negro (en mi caso siempre apuesto por el de Biográ).
  • 2 cucharadas de vinagre de manzana ecológico con la madre, sin pasteurizar.

→  La receta paso a paso: 

  1. Lo primero que vamos a hacer es preparar las setas shiitake. Para ello, vamos a lavarlas bien y cortalas en láminas. Picamos muy finitos los ajos y los ponemos a rehogar. Una vez que estén doraditos, incorporamos las setas para saltearlas.
  2. A su vez, empezamos a preparar al vapor la calabaza, cortada en cuadritos, y el brócoli.
  3. Lavamos bien las espinacas y las incorporamos al recipiente elegido para nuestra ensalada.
  4. Mientras se terminan de hacer las shiitake, la calabaza y las espinacas, preparamos nuestro aliño. Mezclamos  muy bien la cúrcuma con la pimienta negra, el óregano, el sésamo negro, el vinagre de manzana y el aceite de oliva.
  5. Una vez que tengamos todo listo mezclamos todos los ingredientes con el aliño y ¡listo! A mi me encanta dejar enfriar más la calabaza y el brócoli, pero las shiitake las suelo incorporar a medio enfriar. Uhmmmm, la textura y el sabor que queda es delicioso.

Te animo a que pruebes cómo te gusta a ti más, y si quieres compartirlo, ¡me encantará escucharte! ¡Salud y a disfrutar “con muchas responsabilidad” y los mejores alimentos del verano! Por tu bienestar y por el bienestar de todos. #StopCovid19.

, , , , , , , ,

No hay comentarios todavía.

Deja una respuesta

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies