El surrealismo y el sueño en el Thyssen

El surrealismo y el sueño es una de las exposiciones ‘mágicas’ que este otoño nos tiene preparadas el Museo Thyssen-Bornemisza en Madrid, a partir del 8 de octubre.
Surrealismo

Salvador Dalí: Sueño causado por el vuelo de una abeja alrededor de una granada un segundo antes de despertar, 1944. Cortesía: Museo Thyssen-Bornemisza.

Grandes maestros del estimulante, misterioso e ilimitado universo surrealista se van a dar cita en las salas de la pinacoteca, para invitarnos a disfrutar de un viaje que va a asaltar nuestra imaginación y nos va a conducir por el apasionante universo onírico tan bien retratado por Salvador Dalí, André Breton, René Magritte, Max Ernst, Dora Maar, André Masson, Jean Arp, Dorothea Tanning, Man Ray, Paul Delvaux, Yves Tanguy o Joan Miró. El surrealismo y el sueño va a reunir un total de 163 obras procedentes de museos, galerías y colecciones particulares de todo el mundo.

Surrealismo

Kay Sage: El lado superior del cielo, 1944. Cortesía: Museo Thyssen- Bornemisza.

El surrealismo es mucho más que un movimiento artístico, se trata de una actitud ante la vida. Sus planteamientos han influido de una forma muy importante en todo el arte posterior y en la sensibilidad contemporánea. José Jiménez, comisario de la exposición, ha querido trazar un recorrido que muestre de una forma muy precisa la vinculación surrealista entre el sueño y la imagen. Y para ello la muestra recoge los diferentes soportes en los que se ha reproducido esta relación: pintura, dibujo, obra gráfica, collage, objetos, esculturas, fotografías y cine.

Surrealismo

René Magritte: El arte de la conversación, 1963. Cortesía: Museo Thyssen-Bornemisza.

La exposición se articula en torno a ocho capítulos en los que va a destacar la significativa presencia de artistas mujeres, y es que en el marco del surrealismo las mujeres encontraron una posición protagonista más allá del papel que desempeñaron en los inicios del movimiento como musas, objetos de deseo o compañeras. Entre ellas Dorothea Tanning, Claude Cahun, Dora Maar, Leonor Fini o Ángeles Santos.

Surrealismo

Giorgio de Chirico: El doble sueño de primavera. © VEGAP, Madrid 2013. Cortesía: Museo Thyssen-Bornemisza.

A través del recorrido se revelará como la principal aportación de los surrealistas a la concepción del sueño fue el de dejar de ser considerado un vacío, para ser entendido como la otra mitad de la vida, un plano de experiencia consciente cuyo conocimiento y liberación supone un enriquecimiento y ampliación de la vida interior, máximo objetivo surrealista.

Surrealismo

Joan Miró: Mujer en la noche, 1973. Cortesía: Museo Thyssen-Bornemisza.

Y, a través de las obras de Miró, Dalí, Mason, Tanning, Magritte, Tanguy…, nuestro yo se va a situar en ese espacio en el que sueño y realidad se concilian; un viaje apasionante, sin duda.

Surrealismo

Henri Rousseau: Tarde de Carnaval, 1886. Cortesía: Museo Thyssen- Bornemisza.

El surrealismo y el sueño se puede visitar en el Museo Thyssen-Bornemisza del 8 de octubre de 2013 al 12 de enero de 2014.

, , , , , , , , , ,

No hay comentarios todavía.

Deja una respuesta

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies