Casa Sardinera: bella y eficiente con vistas al mar

Desde el estudio de Ramón Esteve nos llega Casa Sardinera, una vivienda asombrosa gracias a la fusión de arquitectura inteligente y sostenible, diseño contemporáneo, bellísimo y funcional, materiales expresivos con texturas evocadoras e iluminación LED que prolonga imaginariamente los muros de la casa.

Casa Sardinera

© Mariela Apollonio

Casa Sardinera

© Mariela Apollonio

Ramón Esteve Estudio ha creado una vivienda única de una belleza viva. Ubicada en Jávea (Alicante) en un enclave paisajístico privilegiado frente al mar Mediterráneo entre el Portixol y Cala Blanca, Casa Sardinera se asienta en la cima de una ladera, sobre una cala de aguas turquesas. “El planteamiento inicial del proyecto -afirma Ramón Esteve- se basa en aprovechar y potenciar las vistas panorámicas de su emplazamiento, generando un entorno de contemplación y relax que permita disfrutar de la experiencia que el lugar ofrece”.

Casa Sardinera

© Mariela Apollonio

Casa Sardinera

© Mariela Apollonio

Casa Sardinera

© Mariela Apollonio

Para garantizar esta relación especial con su entorno,  Casa Sardinera se divide en varios volúmenes que generan múltiples encuadres del exterior y del interior. Los planos verticales quedan acotados por largos voladizos horizontales que generan porches que delimitan el espacio de la terraza. Estos voladizos, que se extienden hacia el mar, generan un choque de sensaciones que van de la liviandad a la masividad, ya que no se apoyan en los muros, sino que encajan entre ellos.

Casa Sardinera

© Mariela Apollonio

Casa Sardinera

© Mariela Apollonio

Casa Sardinera tiene un marcado carácter tectónico gracias a la expresividad de los materiales utilizados, de tal forma que las textura de hormigón blanco entablillado y la madera blanqueada llegan en ocasiones a mimitizarse. Para asegurar ese juego de miradas que definen a este proyecto, Ramón Esteve ha diseñado dos fachadas muy diferentes. Por un lado la fachada de acceso es mucho más hermética y opaca, protegiéndose a través de un sistema de lamas orientables y motorizadas de madera de accoya blanqueada. Estas lamas no sólo protegen del sol, sino que a su vez facilitan la privacidad de los propietarios. La fachada Este, sin embargo, es mucho más permeable y transparente. Los planos de hormigón se cierran con impresionantes paneles de vidrio que quedan resguardados gracias a los voladizos y a unas cortinas textiles etéreas cuyo look profundiza en el carácter mediterráneo.

Casa Sardinera

© Mariela Apollonio

Casa Sardinera

© Mariela Apollonio

El acceso a la vivienda se realiza a través de un volumen de doble altura, cuyos muros laterales conducen las vistas directamente hacia el mar, marcando desde el primer momento el sentido de la vivienda: mantener a lo largo de todo su programa ese contacto directo con el horizonte. En la planta baja se han ubicado las estancias de día, formando parte de un conjunto continuo a través de los diferentes volúmenes; en los intersticios resultantes se introducen elementos vegetales que traslada el jardín al interior de la casa. Cada una de las estancias cuenta con un porche abierto al horizonte. El gran protagonista de todo el programa es el salón, con una dimensión singular, una esquina de vidrio de seis metros de altura que enmarca las mejores vistas al mar. Ramón Esteve aumenta su protagonismo generando vistas hacia él desde cada una de las estancias interiores como exteriores.

Casa Sardinera

© Mariela Apollonio

Casa Sardinera

© Mariela Apollonio

Los dormitorios se encuentran en la primera planta de cada uno de los volúmenes. Para generar vistas, se ha apostado por diseñar equinas de vidrio que logran visuales panorámicas mucho más interesantes. Cada dormitorio se completa con un pequeño balcón de vidrio a modo de mirador. Lo curioso es que estos balcones están retirados del perímetro del voladizo con el objetivo de reforzar la potencia visual de los planos horizontales.

Casa Sardinera

© Mariela Apollonio

Casa Sardinera

© Mariela Apollonio

Dos de las joyas de Casa Sardinera son su escalera principal y las piscinas (interior y exterior). La escalera principal de peldaños de vidrio translúcido deja ver el mar; por la noche los escalones se iluminan y actúan como lámparas. La comunicación entre piscina interior y exterior es de una gran belleza, en la planta basamento se ha ubicado la piscina interior, con sauna y vestuario que se vincula con la piscina exterior a través de una ventana longitudinal lo que crea una conexión muy interesante y sugerente, ya que el agua de la piscina exterior proyecta sombras en el interior.

Casa Sardinera

© Mariela Apollonio

Casa Sardinera

© Mariela Apollonio

Casa Sardinera

© Mariela Apollonio

La vivienda se ha diseñado con criterios de sostenibilidad y ha conseguido la certificación energética A. En una de las cubiertas se ubica un sistema de placas de tubos de vacío que calientan el agua sanitaria y de las piscinas. Esta solución se completa con una bomba de calor que se alimenta mediante un sistema de pozos de geotermia. Para garantizar un mayor aprovechamiento de las corrientes naturales de aire y soleamiento, Casa Sardinera tiene orientación levante-poniente. La fachada este se protege mediante grande voladizos, mientras que la oeste cuenta con un cerramiento formado por unas lamas motorizadas orientables y ajustables, que protegen del sol pero permiten el paso de la brisa en verano, y en invierno, se abren captando el sol.

Casa Sardinera

© Mariela Apollonio

Casa Sardinera

© Mariela Apollonio

Casa Sardinera

© Mariela Apollonio

Para su piel de cristal se ha apostado por un vidrio de doble cámara con aislamiento térmico y acústico con control solar. Además, se ha equipado con una envolvente de diez centímetros de poliestireno extruido de alta densidad que asegura un alto aislamiento térmico. Bajo la piscina exterior se ha dispuesto un aljibe de 100 mil litros donde se redireccionan las aguas pluviales que, posteriormente, se utilizan para el riego del jardín que cuenta con especies autóctonas. La vivienda se controla mediante un sistema de gestión domótica que facilita un consumo de energía óptimo.

Casa Sardinera

© Mariela Apollonio

Casa Sardinera

© Mariela Apollonio

Casa Sardinera ha sido galardonada con el primer premio Porcelanosa en su VIII edición, en la categoría de Proyectos Realizados por la magnífica utilización de materiales del Grupo Porcelanosa como el solid surface Krion® y la piedra natural de L’Antic Colonial.

, , , , , ,

No hay comentarios todavía.

Deja una respuesta

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies