Agustín Ibarrola: El Bosque Pintado de Oma

El Bosque Pintado de Oma, Bizkaia, es una de las obras más conocidas del artista vasco Agustín Ibarrola, un ejemplo sublime de land art que consigue ese diálogo emocional y emocionante entre la naturaleza en estado puro, el arte y el ser humano. Pasear por el Bosque Oma implica sumergirse en un espacio que se vuelve irreal lleno de símbolos ideados por este gran escultor y pintor que en ocasiones tienen significados autónomos sobre un mismo árbol y en otros momento es necesario observar el conjunto para descubrir el mensaje.

El arco iris de Naiel, Agustín Ibarrola, © C.V.

Pero la intervención de Ibarrola no se queda ahí, sino que ha conseguido crear una danza de perspectivas a través de los árboles gracias a la que las figuras se transforman, mutan, convirtiendo al visitante en protagonista único de su obra.

Desde aquí uno se expande y otro se contrae en curvilíneo, Agustín Ibarrola, © C.V.

Labios que se funden con la corteza de los árboles y que dan la bienvenida a la entrada al bosque, rombos, estrellas, círculos,  rayos, arco iris, ojos, motoristas, paseantes… homenaje a pintores como Malévich y El Greco, líneas rectas, curvas… Un mundo al que, sin duda, desde Punta Fina os recomendamos entrar y dejaros llevar.

El rayo atrapado, el rayo roto, Agustín Ibarrola, © C.V.

 

Localización: Los valles de Basondo y Oma, están situados al noreste del municipio de Kortezubi, en la margen derecha de la desembocadura del Oka, dentro del marco de la Reserva de la Biosfera de Urdaibai.

, , , , ,

No hay comentarios todavía.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies